Cristian vega

Emma creyó que Dios, con este castigo fulminante, por fin contestaba a mis escritos ateos, y que yo debía pedir perdón y arrancar de mi corazón la herejía.

Lo que mató a Annie fue Algo que flotaba en el aire del balneario para enfermos, Algo que entró en su cuerpo, Algo para lo cual la Ciencia aún no tiene un nombre, como no lo tiene para la mayor

parte de organismos naturales, pero no por no tener nombre dejó de ser mortal. Empezó Ford, Me importa una jodida su autenticidad, Ni siquiera le importaba si en efecto el Darwin anciano regresó al cristianismo o se volvió budista o se ayuntó con una yegua. Más raras cosas han hecho grandes hombres al llegar a la 2 infancia, la senilidad. - El pavor a la Nada causa locuras, doctora.

Lo que le importaba a Ford era que la autobiografía no contradijera la teoría darwinista: de contradecirla, declararía que era una fabricación y la desacreditaría aun antes de ser publicada.

Y usted, como darwinista que es, debería imitarme.  Le cuento -dijo Ford- de una intervención teísta todavía más ridícula que ésa, la intervención de una obra científica, y de la que nadie se ríe. Se lo muestro ahora, la adulteración de la Santa Alianza de una obra científica muy respetable Era un cronograma de la Evolución, con unos detalles aumentados.

En el inicio del tiempo, colocaba la «Intervención de la Inteligencia Superior». Y casi al final, antes del surgimiento del Homo sapiens, volvía a colocar la misma «Intervención de la Inteligencia Superior».

según esta nueva teoría, llamada Diseño Inteligente, una Inteligencia Superior ha metido la mano en la Evolución para guiarla. La ideología de la evolución darwinista debe enseñarse -dijo el señor cristiano-, pero pedimos igual tiempo para el estudio de una ideología alternativa, en nombre de la democracia y la libre expresión de ideas. ¿Qué de malo había en crear controversia en el salón de clases? ¿Discusión entre los alumnos? ¿Debate?

Niños de secundaria decidirán si la teoría de Darwin es mejor que el Génesis intervenido por Dios.

Esto es lo que los padres cristianos explicaron. Si un niño de 12 años puede elegir qué marca de bicicleta quiere de regalo de Navidad, puede elegir la teoría de la Realidad que le parezca mejor.

 Democracias jóvenes e inseguras donde los teístas no sólo cuelan libros en las aulas sino también leyes milenarias y salvajes en los parlamentos. Vetan el derecho de las mujeres al aborto y la anticoncepción, criminalizan el amor entre homosexuales, prohíben el uso de los condones en zonas donde las enfermedades sexuales son rampantes, retiran la educación sexual de las escuelas.